EL JUGUETE A LO LARGO DEL TIEMPO

 El juguete siempre ha estado presente en nuestra vida, a lo largo de los años han cambiado tanto su forma de fabricación, como materiales y su finalidad, pero ha existido desde el principio de las civilizaciones

Según la época y el desarrollo cultural de la sociedad, el juguete ha ido variando sus cualidades, y lo podemos decir que ha pasado por tres etapas:



  • Fabricación propia: donde se fabricaban juguetes con materiales caseros, y era exclusivos para el niño.Tenían carácter lúdico y pedagógico al mismo tiempo: debía durarle mucho tiempo, por lo que aprendía a cuidarlo y valorarlo. Las civilizaciones griegas y romanas explicaban a través de ellos sus valores y filosofías de vida. Los romanos jugaban con soldados en miniatura y los griegos tenían muchas muñecas articuladas, utensilios de cocina y canicas. Los árabes al llegar a España introducen juegos como el ajedrez y las damas (aunque en la edad media la iglesia prohibió los juegos de mesa y azar)


  • Fabricación artesanal: en ésta época el juguete pasa a ser elaborado para su venta, no cambia en cuanto a forma sino a materiales de elaboración. Es partir del siglo XVI cuando aparecen los primeros maestros jugueteros. Con la revolución industrial, se empieza a sustituir la artesanía por la producción en serie, pero estos juguetes no llegan a todos, solo estaban al alcance de unos pocos niños privilegiados
  • Producción industrial: es el momento actual, juguetes producidos a gran escala. Los juguetes tradicionales pierden protagonismo frente al juguete tecnológico, y en la misma medida lo pedagógico cede a lo mercantil Los niños están en constante aprendizaje, por lo que debemos ser prudentes a la hora de comprar un juguete, pensando si estamos escogiendo el correcto tanto para la edad del niño como por los valores que transmite. 

Aunque estemos en la época de las nuevas tecnologías, debemos hacer un esfuerzo por conservar esos llamados “juegos de toda la vida” que no son comerciales, y están pensados para jugar compartiendo, valorando las cosas y que trasmiten valores que las máquinas y juguetes electrónicos no pueden. Aparte de que es importante que nuestros hijos aprendan nuestras tradiciones y costumbres y, como aprenden jugando, ¿qué mejor que enseñarles a los juegos que nos hacían nuestras abuelas?
De vez en cuando está bien “rescatar” esas ideas y enseñárselas a los más pequeños: las canicas, el tres en raya, la comba, el diávolo, hacer manualidades en casa con cosas de la cocina….

Esta es una actividad que me encantaba de pequeña, mi abuela de vez en cuando, nos hacía ir guardando los cartones de las cajas de huevos y de repente una tarde, ¡sorpresa! hacíamos manualidades ¿cómo? verán qué fácil.  Haremos unos divertidos muñecos de dedo con esos cartones de huevo que no utilizamos para nada…
Material necesario:
+ Hueveras de cartón
+ Témperas de colores
+ Depende de la edad del niño, puedes comprar ojitos sueltos de los que venden para manualidades, para completar y dar vida a nuestros muñecos!!

Procedimiento:
Recortas cada “vasito” donde viene el huevo, abres un par de agujeros simulando que son los ojos y que tu niño los decore como quiera! puede dibujarle diferentes caras, puede ser un monstruo, un animal o una princesa… Deja que vuele su imaginación….
Puedes ir recortando otros trozos más pequeños y se los puedes pegar de sombrero, es muy divertido! Cuando esté seco tendrás un montón de muñecos para poner en tus dedos y montar una historia fantástica!!! 
Por Mónica Nieto

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
AVISO
Los documentos de esta página han sido tomados de varios sitios públicos de internet. Si alguien considera que alguno de estos no debería estar en este sitio, favor comunicármelo y este será retirado. Estos archivos deben ser tomados como consulta y sin fines comerciales, si desea tener el original de la fuente consultada, contacte la editorial o link correspondientes. Las imágenes fueron descargadas del buscador de google o son las que acompañan las publicaciones originales.