LAS VENTAJAS DE JUGAR CON POCOS JUGUETES

Es mejor que el niño pueda jugar con pocos juguetes e ir renovandoselos.

juegosparaninas1 Jugar con pocos juguetes y mejor ir renovando
Son muchos los motivos para cubrir las delicias jugueteras de nuestros niños: El cumpleaños, el día del niños, una enfermedad, una visita,  el Papá Noel el día de Navidad, los Reyes Magos...

Pero un exceso de juguetes es peor que un empacho de comida, por lo que te recomiendo que ante la llegada de los nuevos juguetes retires la mayoría de los viejos.

Guárdalos dentro de un armario, un trastero (o puede ser un buen momento para dar aquellos que ya no llaman su atención a otros niños necesitados). Guárdalos dónde tu hijo no tenga acceso, donde no los vea para así centrar su atención sólo en los nuevos.

Ayuda a tu peque a tener una buena salud emocional y mental dejándole a su alcance pocos juguetes, los necesarios para jugar cada día. A los dos o tres meses los vas cambiando por aquellos que ya tienes guardados. Quitas unos y pones otros. Verás como los viejos vuelven a llamar su atención, y además, con alegría.  Anda mira mi camión de bomberos!

Así les ayudas a valorar la calidad (y no la cantidad), a centrar su atención en un juego o juguete y a desarrollar mejor su creatividad. Y los papás también veremos menos juguetes por medio y costará menos animarles a  recogerlos. Todos salimos ganando!
Recuerda que el exceso de juguete crea stress en el niño, como el exceso de trabajo en el adulto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
AVISO
Los documentos de esta página han sido tomados de varios sitios públicos de internet. Si alguien considera que alguno de estos no debería estar en este sitio, favor comunicármelo y este será retirado. Estos archivos deben ser tomados como consulta y sin fines comerciales, si desea tener el original de la fuente consultada, contacte la editorial o link correspondientes. Las imágenes fueron descargadas del buscador de google o son las que acompañan las publicaciones originales.